Solo Cristo

48.000,00 $
Disponible
Sólo queda 1
SKU
2554

Justificación y santificación bíblico-protestante

El eje central de la Reforma fue el concepto de salvación que se consumó en Cristo y la manera en que esta se aplica al hombre. Y en aquella época el debate se centró entre la visión católica-romana sacramentalista a través del magisterio de la Iglesia; y la propuesta Reformada de "Solo Cristo" en un proceso divino de justificación y santificación. 500 años después, el debate sigue, pero se ha ampliado a tres bandas: además del catolicismo, es preciso añadir el humanismo, y el emocionalismo. Estos dos movimientos ejemplifican una gran variedad de enseñanzas que se han introducido en la comunidad cristiana, pero que en materias cruciales difieren de la enseñanza de la Palabra.

Este libro nos recuerda que la fe bíblico-protestante no parte del hombre y su experiencia, sino exclusivamente de la obra de Dios en Cristo Jesús. Sus páginas nos retan a cuestionar ciertas tendencias del cristianismo actual en un doble desafío: expone con claridad la justicia de Dios contribuyendo de ese modo a una mejor comprensión del Evangelio; y nos invita a nadar contracorriente de la actual moda dominante que entiende la fe y la salvación como un asunto de autodeterminación humana.

La obra se estructura el dos partes:

La primera parte, que titula LA SALVACIÓN EN CRISTO, y que ocupa poco más de la mitad de la obra, la dedica a exponer las bases de la fe bíblico-protestante: Justificación y santificación en el sacrificio de Cristo, que entraña una fe bíblica sin obras de la ley, y el nuevo nacimiento por acción del Espíritu Santo.

En la segunda parte, que titula EL DEBATE, expone las corrientes de pensamiento que hoy en día difieren de esta fe bíblico-protestante, cuestionándola y reinterpretándola:

– El Catolicismo Romano y su concepción anquilosada de la salvación a través de unos sacramentos que la Iglesia administra. Los sacramentos tienen la función de actualizar la obra de Cristo reproduciéndola como una copia y creando realidad a través de esa repetición. El Bautismo sustituye al nuevo nacimiento, renueva al hombre y deja en el bautizado una marca indeleble que le identifica para siempre como cristiano; el hombre renovado por el Bautismo, ya no tiene necesidad de la salvación por fe. El sacrificio de la misa es visto como un sacrificio efectivo en el presente, y aunque en teoría se alegará que no cuenta el sacrificio de la misa con eficacia en sí, sino que se remite al modelo, en la práctica el católico entiende que le basta con participar en la misa para ser salvo. Esta es la diferencia fundamental entre la comprensión bíblica-protestante y la sacramentalista de la Iglesia Católica Romana.

– El Humanismo, que se ha introducido en buena parte del protestantismo histórico empañando la teología y emponzoña la fe, convirtiendo el Evangelio en un mensaje de auto-salvación políticamente correcto. Ya no se predica desde los púlpito ni ley y el Evangelio, sino temas sociales, políticos, económicos y culturales: la implicación por la paz mundial, la abolición de la energía nuclear y la transformación ecológica y feminista de la sociedad. El humanismo es uno de los desafíos más grandes que se le plantean al cristianismo bíblico en nuestro tiempo. El consenso general humanista acerca de que el hombre en su esencia no es perfecto, pero sí capaz de obrar el bien, es patrimonio espiritual universal. Quien lo contradice y se atreve a hablar de pecado y perdición del hombre, no tiene ninguna posibilidad de ser escuchado públicamente e incluso en ocasiones siquiera en la esfera pública evangélica

– El Emocionalismo, que menospreciando los medios que Dios utiliza para salir a nuestro encuentro, busca la conexión directa con Dios a través de emociones y experiencias, sin darse cuenta que ello presupone ver al hombre caído como divino o compatible con Dios. El interés se centra en lo ocurrido en el hombre, la experiencia actual de lo divino, desplazando la cruz de Cristo como pivote central de la redención. Para el emocionalista la obra mediadora de Cristo y la Palabra bíblica como medios de salvación son terrenales y superficiales, la salvación hay que experimentarla, no sólo creerla. Por eso se arroga un acceso directo a Dios, pues quiere ser como Dios. 

Más Información
AutorBernhard Kaiser Peil
EditorialClie
ISBN9788417131401
Dimensiones15 X 23 X 1 cms
Acerca del Autor

Bernhard Kaiser Peil nacido en 1954 en Marburgo (Alemania), cursó de 1972 a 1977 estudios de teología en la entonces Freie Evangelisch-Theologische Akademie (ahora STH) de Basel (Suiza), doctorado en 1988 en la Universidad de Stellenbosch (Sudáfrica), habilitación en 2007 en la Universidad Reformada Károli Gáspár de Budapest (Hungaria), de 1978 a 1983 pastor de la Iglesia Luterana en Chile, desde 1985 docente Profesor de teología sistemática en diversas instituciones, desde 2006 director del Institut für Reformatorische Theologie en Reiskirchen (Alemania) y Profesor de teología sistemática en la Universidad Selye János en Komárno (Eslovaquia).

Contenido
Parte I.  LA SALVACIÓN EN CRISTO
Capítulo 1 - Justificación y santificación en el sacrificio de Cristo 
1. El punto de partida: la salvación consumada en Cristo
2. La ley del Sinaí es el ordenamiento fundamental para la relación del hombre con Dios
3. Justificación en el sacrificio de Cristo
3.1. El cumplimiento de la ley en Cristo
3.1.1. La obediencia activa
3.1.2. La obediencia pasiva de Cristo. La maldición de la ley y la ejecución del juicio
3.1.3. Cristo como sumo sacerdote
3.2. Cristo como representante
3.2.1. Representación en el Antiguo Testamento
3.2.2. Representación e imputación 
3.3. La sentencia de Dios: Cristo, nuestra 4. Santificación en Cristo
4.1. Santificación: apartados para Dios
4.2. Cristo. Nuestra santificación 
4.3. Santificación mediante el juicio 
4.4. Cristo en cuerpo resucitado es la nueva criatura
5. Resumen.
Capítulo 2 - ¿Qué es fe bíblica? 
1. La importancia de la fe
2. La Palabra
3. La fe
3.1. El corazón humano
3.2. Oír y entender la Palabra
3.3. La conversión 
3.4. Confiar en la Palabra
4. Fe y oración
5. El aumento de la fe 
6. Problemas de la fe 
6.1. La oración no respondida 
6.2. La invisibilidad del objeto creído y la negación por la experiencia
6.3. La tentación de la colaboración 
6.4. La fe infructuosa
Capítulo 3 - Justificación por fe, ¿aún hoy? 
1. Derecho, ¿un asunto sin importancia?
2. El perdón y la imputación de la justicia de Cristo 
2.1. El perdón de los pecados.
2.2. La imputación de la justicia de Cristo
2.3. El punto central de la justificación 
2.4. La comunión con Dios en Cristo
3. Justificación por fe 
4. Conclusión 
4.1. Objeciones
4.2. Dos relaciones jurídicas 
Capítulo 4 - Nacido de nuevo por el Espíritu Santo, ¿qué es eso?
1. El problema
2. Las declaraciones de la Escritura sobre el nuevo nacimiento
2.1. Juan 3:1-21..
2.2. 1 Pedro 1:3-5; 22-25
2.3. Tito 3:3-8
2.4. 2 Pedro 1:3-4 
2.5. 2 Corintios 5:17
2.6. Efesios 2:4-7 
2.7. Efesios 4:20-24 
2.8. Colosenses 3: 1-5, 8-10 
3. Las declaraciones de la Escritura sobre la morada interior de Cristo 
3.1. Juan 15:4-8
3.2. Gálatas 2:19-20 
3.3. Efesios 3:14-19 
4. Conclusión 
Capítulo 5 - Santificación, ¿una pesadilla de piedad o un vivir en la fe? 
1. La comprensión de la justificación es decisiva para el concepto de la santificación
2. Santificación es un recibir a Cristo por fe.
2.1. La fe reconoce la realidad de la vida para Dios existente en Cristo
2.2. La fe reconoce la ley satisfecha en Cristo como el bien mayor respecto al pecado
2.3. La fe tiene una función correctora en la conciencia (Ro. 10:9 y ss.)
2.4. El modo de pensar espiritual
3. La apariencia de la santificación
3.1. La creación como lugar de la santificación
3.2. El espacio creado como norma
3.3. El estado natural como norma 
3.4. La palabra
4. La lucha de la santificación
4.1. La realidad del pecado 
4.2. La lucha contra el pecado 
4.3. El poder para la santificación
5. El legado
Parte II EL DEBATE 
Capítulo 6 - El catolicismo romano 
1. Lo que la Biblia sostiene
1.1. “Una vez para siempre”
1.2. La fe se basa en la validez de este sacrificio 
2. La esencia del catolicismo
2.1. La iglesia como sacramento
2.2. Cristo como modelo 
2.3. ¿Qué forma adopta esta corriente? 2.3.1. La nueva creación a través del Bautismo
2.3.2. El sacrificio de la misa 
2.3.3. Las obras
2.3.4. La tradición 
3. La toma de posición
3.1. ¿Actualización sacramental de la obra de Cristo?
3.2. Solo Cristo – solo la Escritura – solo la fe – solo la gracia
Capítulo 7 - El humanismo
1. Lo que afirma la Biblia 
1.1. El pecado humano 
1.2. La salvación en Cristo 
1.3. La salvación por gracia
2. El humanismo
2.1. Sus fuentes y carácter básico
2.2. La sobrevaloración de la razón durante la Ilustración
2.3. Lo divino en la psique humana 
3. El hombre moderno y su autorrealización
4. El humanismo en teología e iglesia 
4.1. La teología y la revelación histórica 
4.2. Humanismo en el neopietismo 
4.3. La alienación humanista de la iglesia
5. ¿Cómo podemos confrontar el humanismo? 
Capítulo 8 - El emocionalismo
1. Lo que afirma la Biblia 
1.1. Jesús es el camino 
1.2. El remedio: la Palabra de la cruz
2. La esencia del emocionalismo
3. El perfil concreto del emocionalismo
3.1. La libertad de la voluntad
3.2. Cristo en el hombre 
3.3. El interior del hombre 
3.4. Espíritu y vida
3.5. Espíritu y “power” (poder) 
4. La toma de posición..
Tipo de CubiertaTapa Rústica
Año2018
Escribir Su propia reseña
Estás revisando:Solo Cristo
Su valoración
Librería Reformada Palabra Inspirada © 2019. Todos los derechos reservados.