La Santidad

100.000,00 $
Envío en 10 a 15 días hábiles
SKU
613

Su naturaleza, obstáculos, dificultades y raíces.

Todo creyente es llamado a una vida de santidad.  Con su claridad habitual, J.C. Ryle nos ayuda no solo a tener un conocimiento más profundo de la santidad, sino a buscarla en la práctica en nuestra vida.

«Durante muchos años he sentido la profunda convicción de que la santidad práctica y la consagración absoluta de las personas a Dios no reciben la suficiente atención por parte de los cristianos modernos de este país. La política, la controversia, el espíritu partidista o la mundanalidad han socavado los cimientos de la piedad viva en muchos de nosotros. La cuestión de la piedad personal ha quedado lamentablemente relegada a un segundo plano y el listón vital ha caído deplorablemente bajo en muchas áreas. Con frecuencia, la inmensa importancia de «[adornar] la doctrina de Dios nuestro Salvador» (Tit. 2:10) y de hacerla hermosa por medio de nuestros hábitos se pasa completamente por alto […]. La sana doctrina […] es inútil si no va acompañada de una vida santa. Es peor que inútil: es perniciosa […]. Tengo la clara convicción de que precisamos un profundo avivamiento en lo referente a la santidad bíblica.» John Charles Ryle

John Charles Ryle sirvió durante casi cuarenta años como ministro del evangelio antes de ser nombrado primer obispo de Liverpool, en 1880. Otras obras suyas publicadas en lengua española incluyen Meditaciones sobre los EvangeliosCristianismo práctico, Sendas antiguas, Advertencias a las iglesias, El camino de salvación, ¿Vivo o muerto?, Seguridad de salvación, El Aposento Alto, Nueva vida, El secreto de la vida cristiana y Sencillez en la predicación.
Más Información
AutorJohn Charles Ryle
EditorialPeregrino
ISBN8496562980, 9788496562981
Páginas607
Dimensiones13.5 X 21.5 X 3 cms
Título en InglésHoliness
Acerca del Autor

J.C. Ryle nació en Inglaterra en el año 1816. Terminó sus estudios en las Universidades de Eton y Oxford donde, además de adquirir una buena educación, fue conocido por su habilidad como jugador de cricket. Su conversión tuvo lugar en el año 1837 después de haber quedado fascinado por una lectura en público del capítulo dos de Efesios. El lector, cuyo nombre Ryle nunca conoció, hizo un gran hincapié en el versículo ocho, haciendo una breve pausa después de cada oración. Esto es lo que Ryle oyó: “Porque por gracia habéis sido salvados — por medio de la fe — y esto no de vosotros — sino que es don de Dios”. La justificación por la fe, la verdad que transformó a Lutero tuvo el mismo efecto sobre Ryle.

Cuando Ryle se graduó con honores en 1838, consideró que su futuro estaba en el Parlamento, pero el Señor, su Creador y Salvador, tenía otros planes. Como hijo mayor de un rico banquero, Ryle debía heredar un gran patrimonio y una inmensa fortuna. Sin embargo, como escribe el propio Ryle, le agradó a Dios cambiar el curso de su vida por medio de la “ruina total” del patrimonio de su familia. En vez de vivir una vida envuelta en la política, el rumbo que tomó la vida de Ryle fue otro. Fue dirigido a una vida de servicio fiel en la Iglesia Anglicana.

En el año 1880, después de cuarenta años en el ministerio, cuando ya tenía sesenta y cuatro años, fue nombrado primer obispo de la populosa ciudad de Liverpool. Allí, Ryle trabajó arduamente e hizo mucho bien hasta que no pudo más y renunció a la edad de ochenta y tres años, unos cuantos meses antes de su muerte, el diez de junio del año 1900.

Fue un escritor prolífico, tanto de libros como de folletos, de enorme popularidad. Para el año 1867 se calcula que se habían vendido unos quince millones de ejemplares de sus escritos. Era miembro de la “Iglesia Baja”, o ala evangélica del anglicanismo, ejerciendo en ella una dirección sana y sensible. En su diócesis desarrolló un ministerio de predicación vigoroso y directo, complementado con un fiel cuidado pastoral de su membresía.

Constituyó un fondo de pensiones para el sostenimiento de los pastores, edificó cuarenta nuevas iglesias, demostrando en todo ser un buen administrador. La fortaleza de su carácter se dejó notar cuando, al ser duramente criticado, declaró que su política era preocuparse primero del sueldo de los pastores antes que de gastar el dinero en la construcción de una catedral.

Moderado en sus relaciones eclesiásticas con los anglo-católicos y los modernistas, nunca comprometió su fe ni sus convicciones, antes al contrario, influyó en la vida de muchos jóvenes pastores con su ejemplo y sus escritos.

Amante de la Reforma del siglo XVI y sus altos principios cristianos, escribió sobre los mártires de la misma en Inglaterra, así como sobre los grandes líderes evangélicos del Avivamiento religioso del siglo XVIII, como Whitefield (v.).

Sus obras devocionales han sido de incalculable bendición a muchos de sus lectores, por su llamado activismo bíblico, en el sentido de que el verdadero cristiano no puede contentarse con una visión estática de la fe, sino que la vida espiritual, recibida por el nuevo nacimiento, debe ser una fuerza que impulse todas las facultades de la persona renacida. J.I. Packer (v.) dice que todo buen creyente encontrarán en Ryle una fiesta, una mina de oro, un acicate, comida, bebida, medicina, todo en uno.

Ryle es conocido por la naturaleza simple y directa de sus escritos y por su ejemplo evangélico sin fluctuaciones en un tiempo en el que se cuestionaba la veracidad y la fiabilidad de las Escrituras. Por esa razón Ryle fue y es un personaje querido y aceptado por aquellos que aman la fe reformada y evangélica como la predicó Whitefield.

Fuente: Editorial Clie.

Contenido
  • 1. El pecado
  • 2. La santificación
  • 3. La santidad
  • 4. La batalla
  • 5. El precio
  • 6. El crecimiento
  • 7. La seguridad
  • 8. Moisés, un ejemplo
  • 9. Lot, un faro
  • 10. Una mujer a la que recordar
  • 11. El mayor trofeo de Cristo
  • 12. El gobernante de las olas
  • 13. La iglesia que Cristo edifica
  • 14. Advertencias a las iglesias visibles
  • 15. ¿Me amas? 
  • 16. Sin Cristo
  • 17. Alivio para la sed
  • 18. Inescrutables riquezas
  • 19. Carencias de los tiempos
  • 20. Cristo es el todo
  • 21. Pasajes de autores clásicos
Tipo de CubiertaTapa Rústica
Año2013
Escribir Su propia reseña
Estás revisando:La Santidad
Su valoración
Librería Reformada Palabra Inspirada © 2019. Todos los derechos reservados.